¡CUIDADO! SE DICEN PROFESIONALES PERO SON ¡PIDIORISTAS!


¿Cómo están mis queridos sobrinos? Esta vez vengo súper “filosa” pues mi sobrinita Lilly (que es una enajenada de las redes sociales) me ha hecho descubrir que muchos de ustedes (sí, no se hagan) hoy en día ya no revisan las fuentes de la info que les llega a través de sus redes sociales, dando por sentado que todo lo escrito ahí es cierto. Por lo cual llevo este peligroso tema directo a la guillotina de esta ocasión.


#NoMamar


Hace menos de diez años, muchas eran las voces de jóvenes que exigían se apartaran de la pantalla chica (la televisión pues), muchos seudo “Periodistas” (o como diría mi adorada Gloria Trevi “Pidioristas”) que más que informar lo único que llevaban a cabo era mal informar o peor aún, manipular la información, que tenían en sus manos. Ya ni hablar de los “expertos” en espectáculos, quienes de plano convirtieron el periodismo de su ramo, en un verdadero mercado de chismes, dimes y diretes (¿Se acuerdan de la basura llamada “Con Todo”?).


Pues bien, el tiempo (como siempre) puso todo en su lugar y con el boom de las redes sociales en el Internet, la gente dejó de prestar atención a estos “pidioristas” que salían en la TV, para comenzar a manifestar y analizar los acontecimientos de todos los rubros (incluyendo los espectáculos obviamente) desde un punto de vista si bien no súper objetivo, al menos sí más letrado.

Sin embargo, más tardamos en “despertar” al mundo de las redes sociales, que en abrir paso a una serie de “pendejos” (lo siento sobrinos pero no tengo otra palabra para describirlos) que de pronto se autonombraron especialistas de “todo y nada”, así comenzaron a surgir: Bloggers, Influencers, Youtubers y otras mierdas que con trabajos y han terminado la escuela secundaria pero ya se atreven a opinar, juzgar y emitir veredictos sobre los más diversos temas, sin importarles el daño que pueden hacer o peor aún, sin contar con la preparación para hacerlo, con el estudio correcto del tema… ¡Vaya!


Lo más triste del caso es que afuera hay muchos “zombies de las redes” como mi sobrinita Lilly, quienes creen ciegamente en las mafufadas que les dice la “Piki” o el “Pericles Ticles” (qué se yo los estúpidos apodos que se ponen estas vedettes de centavo) sin antes verificar las fuentes. Y es que neta (como dicen ustedes) no basta con creer todo lo que leemos en el site de un enajenado (o enajenada que también hay muchas), debemos exigir información veraz, críticas de periodistas reales, debemos demostrar que somos un público inteligente y sobre todo que merecemos información fidedigna.

Por eso te invito a que la próxima vez que te encuentres en tus redes con una noticia escrita por “El Tortitas.com”, “La Plixie” o bien un estúpido que por tener 100 mil seguidores ya se cree que las pendejadas que dice son ciertas, tú como lector exijas la calidad que mereces con fuentes fidedignas a dichas notas y solicites cedulas profesionales a estos “pidioristas de chocolate”. A las pruebas me remito que la mayoría de estos “influencers” y “medios de comunicación patito” doblan las manitas al carecer de dicho documento que los acredite como profesionales en el medio. Y es que al menos a mí, sí me gusta disfrutar de trabajos hechos por profesionales en la materia, espero que sea el mismo caso con ustedes sobrinos y no se conformen con las “chusquerías” de gentuza improvisada que está haciendo su “Agosto” a costillas de todos nosotros y ¡Eso no se vale! ¡He dicho!


Captura de pantalla 2019-03-04 a la(s) 2
Follow Us
  • Twitter Basic Black
  • Facebook Basic Black
  • Black Google+ Icon
¿Qué hay de NEW?

© 2020 Yonatan Gomury. Todos los Derechos Reservados.  Editorial Gomury