UN INDIGENTE Y UN TAXISTA LOS NUEVOS HÉROES TRAS LA TRAGEDIA EN CONCIERTO DE ARIANA GRANDE


Sin importar el tremendo caos y pánico que se desató tras la explosión de una bomba casera en el concierto de nuestra querida Ariana Grande, Chris Parker, que había caído al suelo tras la detonación, solo podía pensar en una cosa: ayudar a quien lo necesitara.


Cabe desacar que Parker es un indigente de 33 años que solía acudir a las afueras del Manchester Arena para pedir limosna aprovechando la afluencia masiva de espectadores a los conciertos. Y eso era precisamente lo que hacía Parker este lunes afuera del famoso recinto donde la cantante estadounidense Ariana Grande reunió a miles de jóvenes que fueron al Manchester Arena para ver su espectáculo pero que finalmente fueron parte de una tragedia.


"Todo el mundo estaba feliz. Mientras estaban saliendo por las puertas de cristal escuché una explosión y un segundo después un flash, después, humo y muchos gritos. Me hizo caer al suelo y después me levanté, mi instinto me hizo intentar ayudarles", afirmó Parker.


Un terrorista suicida hizo detonar un explosivo casero en una de las salidas del pabellón tras el concierto. Al menos 22 personas murieron.


Parker, que no tiene hogar desde hace un año, vio a una niña y la llevó hasta uno de los lugares de venta de merchandising de Ariana Grande, quien había concluido su concierto minutos antes.

"¿Dónde están tu madre y tu padre?", le preguntó a la niña. "Ella contestó que su padre estaba en el trabajo y su madre seguía allí". También intentó ayudar a una mujer de unos 60 años que tenía heridas en la cabeza y las piernas. "Murió en mis brazos. Desde entonces no he parado de llorar", dijo el indigente.


Pero Parker no fue el único. Algunos taxistas ofrecieron trayectos gratuitos y provisiones de comida para facilitar las cosas en este "momento tan duro", según dijo a Efe Faisal Khan, que de ninguna manera aceptó cobrar su tarifa.


Ese fue el caso de un taxista que ofreció sus servicios a través de su cuenta de Twitter.


"Intenté ayudar a toda la gente que lo necesitara. Había quien buscaba a su pareja, a otros les dejé en el hospital, no tenían dinero y se encontraban tirados sin nada. No había transporte público, las calles estaban cortadas, era muy difícil moverse", afirmó quien fue llamado “el taxista del turbante” en las redes sociales. #HeroesReales


Captura de pantalla 2019-03-04 a la(s) 2
Follow Us
  • Twitter Basic Black
  • Facebook Basic Black
  • Black Google+ Icon
¿Qué hay de NEW?

© 2020 Yonatan Gomury. Todos los Derechos Reservados.  Editorial Gomury