¿VÍCTIMA DE TRAICIÓN? FREDDY DE CD9 HABLA SOBRE SU DETENCIÓN

Vaya que los últimos días han sido una verdadera pesadilla para Freddy de CD9, quien se convirtió en la “presa” favorita de los medios amarillistas, los cuales sin mayor tapujo han juzgado de manera tajante y cruel al chico de la rizada cabellera.

Todo comenzó cuando un “amigo” del cantante compartió (inocentemente según él) algunas imágenes de Freddy en Instagram, después que este fuera detenido por elementos de seguridad cuando circulaba a exceso de velocidad por la carretera de la ciudad de Puebla. De acuerdo a una publicación, el integrante de CD9 fue trasladado al Ministerio Público del estado por conducir a 200 kilómetros por hora.


Cabe destacar que en dicho material se observa a Freddy algo sacado de onda por la detención, además de grabar algunos videos dentro de las instalaciones de la policía. Tras la difusión de dicho material (por parte del “amigo”) Freddy se convirtió en el blanco de la prensa amarillista así como de los principales programas de chismes, en donde se calificó al joven de “irresponsable” y “tonto” por decir lo menos.

Cansado de tantas agresiones por parte de esta cruel prensa, Freddy finalmente rompió el silencio y aclaró lo sucedido: “fue un mal entendido, mi amigo subió unas historias que no tenía por qué subir, me siento muy arrepentido porque no es un ejemplo que yo le quiera dar a mis fans o la gente que me está viendo, pero bueno, solamente les puedo decir que estoy muy arrepentido y que pagué mi sanción” afirmó el talentoso chico quien definitivamente de ahora en adelante tendrá que reconsiderar a quien califica de “amigo” pues la neta la acción de subir este tipo de material a las redes, sabiendo lo mucho que puede afectar la imagen de una figura pública, es algo que definitivamente no hace un buen amigo. ¡Aguas Freddy! #CoderLove

Captura de pantalla 2019-03-04 a la(s) 2
Follow Us
  • Twitter Basic Black
  • Facebook Basic Black
  • Black Google+ Icon
¿Qué hay de NEW?

© 2020 Yonatan Gomury. Todos los Derechos Reservados.  Editorial Gomury